Getafe 0 – 3 Real Madrid

1. La liga española es tan interesante que nos depara un Getafe – Real Madrid un fin de semana cualquiera en pleno mes de febrero. El del Getafe es un campo tétrico, con esos asientos azules descoloridos porque como nunca hay gente que se siente en ellos les da el sol más que al resto de asientos del mundo. En el banquillo del Madrid, sancionado Cristiano y lesionado Morata, no había delanteros, puesto que los designios del Faraón son inescrutables: una década sin entrenador, un lustro sin centrocampistas y el siguiente sin delanteros.

2. El partido se jugaba con un aire de pretemporada, entre el ritmo abúlico, lento y suficiente del Madrid, la incapacidad del Getafe y la sombra de las gradas en el campo, que parecía finales de julio o mediados de los años 80. También ayudaron las tribunas mortecinas, menos repletas -no digamos ya animadas- que las de un Southampton – Sunderland. España, where the best Liga in the world happens. Una vez que la incertidumbre del marcador desapareció a partir del 0-1, materializado en una excepcional acción de Jesé, el partido se volvió tremendamente aburrido, como un disco doble de 85 minutos de duración donde sólo se salva uno o dos temas de dos minutos que  escuchas en bucle: primero el gol de Jesé, luego el de Benzema.

3. Entre el gol de Jesé y el de Benzema me perdí leyendo la publicidad de las vallas, pues fue lo más interesante que el encuentro ofreció. A veces se escuchaba “geeeeeeeta, geeeeeeeeta” desde las gradas, que es como escuchar fantasmas del siglo pasado al fondo del pasillo y no hacerles ni caso. El 0-2 llegó, maldita sea, en un contragolpe. Jesé fue el Pisuerga, Di María el Duero y Benzema la desembocadura en el Atlántico. El gol, bello de por sí por su naturaleza, nos dejó la certitud de Di María en la izquierda, un lugar en el que ha encontrado paz, porque la cal le dicta el camino, y el control y la pausa de Benzema en el área.

getafe

4. Al inicio del segundo tiempo el realizador enfocó a Diego López marcando el área y al portero se le trasparentaron las espinilleras, en las que lleva el número 13 y la bandera de Galicia.  También pudo deleitarse el espectador con un plano aéreo del Alfonso Pérez, campo coronado por un panel publicitario de Puertas Herrero en el lateral este y otro de Citycar Sur en el fondo norte. Ir al estadio del Getafe es como ir al estadio de tu pueblo. Me pregunto si España tendrá los campos más feos de Europa: Getafe, Vallecas, Levante, Mallorca, Anoeta y su estúpida pista de atletismo, etc.

5. Yo me decía que si fuera jugador del Madrid saldría a marcar el mayor número de goles en la segunda parte no para ganar el partido, puesto que ya estaba ganado desde el minuto 5, sino por no aburrirme. Marcelo ha recuperado la titularidad tras la alfombra roja que el club le tendió en junio, pero no ha recuperado la magia, que es lo que hacía que le quisiéramos pese a sus defectos. Al brasileño se le está quedando un aire de funcionario, ni bien ni mal, dos fotocopias compulsadas y horario de 8 a 17 con 1 hora para comer; y para eso, sinceramente, nadie mejor que Coentrao.

6. Hasta el tercer gol del Madrid, sólo dos cosas reseñables en la segunda parte, un sofisticado y logradísimo homenaje de Di María a Raúl en  un intento de remate en el área del Getafe y el engañoso dominio del Getafe, que parecía que rondaba el gol más por demérito del Madrid que por mérito propio, que es como se ganan las elecciones en España. Por fin Luka Modric, el mejor jugador del Madrid este año, marcó el tercer gol, y lo hizo chutando desde 20 metros, rompiendo la maldición del chut desde fuera del área de la que nos habló hughes, “el chut desde fuera del área de un futbolista que viene de Inglaterra dura sólo seis meses.” El gol fue como el que marcó en Manchester, pero con menos glamour. Salieron a recoger los bártulos y sacudir las alfombras Illarra, Sicario Casinigro e Isco, que parece que deja rebaba tras de sí como los caracoles.

Hala Madrid, hijos de puta.

2 comentarios

Archivado bajo realmadrid2013-2014

2 Respuestas a “Getafe 0 – 3 Real Madrid

  1. Mclaud

    Tal vez no sea cosa de Marcelo solamente, tal vez es que el Madrid de Ancelotti sea directamente un equipo de aire de funcionario. Menos vibrante, menos nervioso, menos ciclotímico, más aburrido, tranquilo,… ¿más estable?

    Dicho lo cual, y como petición de extraño a extraño, VUELVE A TUITER, COJONES

  2. ¿Por qué ya no estás en twitter? Si sois 5 o 10 los cracks que merece la pena seguir. Lo de la rebaba de caracol es de premio crack del año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s