Deportivo de la Coruña 2 – 8 Champagne Madrid.

– Para la visita a La Coruña, lugar de extraños recuerdos para el pueblo madridista, Don Carlo Ancelotti Décimo de Europa y Tercero de España decidió insistir con su idea. Su percepción es conceptualmente imperfecta como señalan las notas de racionalistas como Descartes y Spinoza, pero la tenacidad con la que insiste nos mantiene pegados al sofá. Después de haber dado con un equipo perfectamente equilibrado fruto del azar la temporada pasada, Carlo quiere dejar su impronta y apuesta para este año por un 4-3-3  de bonita presentación y colores intensos. De toque ágil y brillante en el medio campo con Modric, James y Kroos, la intensidad en el medio es irregular y no sirve para todos los platos. En la boca explotan los sabores intensos de Benzema y la carga frutal de Cristiano y Bale, pero el portero sigue siendo Casillas.

– El festival de goles sirvió para reconciliar un poco a los ancelottistas con los racionalistas, aunque no conviene olvidar que el rival fue un equipo recién ascendido entrenado por Víctor Fernandez por lo que todas las botellas de champán deben permanecer en el frigorífico hasta visitas de mayor calado y exigencia.

– Cuando el cronista despertó de la siesta el partido ya iba 0-2. Santillana se suspendió varios minutos en el aire mientras en el mercado municipal de Monte Alto se debatía el precio del atún  y James reeditó un 7″ sólo para acólitos y coleccionistas de su mejor gol del Mundial 2014. Luego llegó un estrambótico anti homenaje de Lux a Casillas y Cristiano, tras el trabajo sucio de Benzema, arrollado y tirado al suelo como si el portero deportivista  fuese un periodista de PRISA, hizo el 0-3 a puerta vacía.

– Todo parecía encaminado de no ser por la experiencia de San Sebastián, donde el equipo dimitó de sus funciones en pleno acto de servicio sin previo aviso. El penalti puso un punto de sal al encuentro y obligó a los madridistas a seguir jugando el partido. La entrada de Asier Illarramendi, el centauro de Mutriku, que se ha dejado barba pelirroja para recordar que es el hijo adoptivo de Alonso mejoró la relación del Madrid con el balón primero, con el espacio después y con el encuentro al final. Luego vino el festival de Isco con el partido cuesta abajo. Isco es el alumno que aprueba por los pelos y al que el profesor le recuerda siempre que puede ser sobresaliente.

– Coincidieron en el campo James, Illarra, Kroos e Isco, el Real Madrid del sufragio universal. Paradójicamente, para que eso fuera posible hubo de salir Modric, el único futbolista imprescindible en el medio campo. Bale marcó dos goles cayendo hacia la izquierda como si quisiera decirnos algo sobre su futuro. Cuando todo el mundo estaba pagando sus consumiciones y la gente cansada se dirigía a la calle a pedir un taxi apareció Chicharito en medio de la pista con dos botellas de tequila y la fiesta se prolongó hasta altas horas de la madrugada según ha podido saber este periódico.

1 comentario

Archivado bajo realmadrid2014-2015

Una respuesta a “Deportivo de la Coruña 2 – 8 Champagne Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s